Blog Mantenimiento

¡Cuida tu casa! Mantenimiento Anual para tu Hogar

Tu casa es más que un edificio. Es tu hogar. Es tan parte de tu vida como tu familia y tus amigos. Es donde pasas los mejores momentos y donde quedan tus mejores recuerdos. Pero tu hogar también es una inversión importante; una que puede convertirse en un futuro más seguro para ti y tu familia. Por todo esto, vale la pena cuidar de tu casa. Este mes, te damos algunos consejos para que sepas qué es lo más importante.

Retira la mayor cantidad de grasa de los trastes antes de lavarlos

Si ya impermeabilizaste, por lo menos dos veces al año revisa minuciosamente que no haya zonas desprotegidas; a través de ellas, el agua puede expandirse por muchos lugares al interior del concreto. No te confíes, pues. El daño por humedad puede derivar en un riesgo. Repararlo y evitarlo son una prioridad.


Impermeabiliza tu techo

Puede parecer un lujo más que una necesidad, pero es muy importante hacerlo. Te cuento: el agua acumulada, incluso en pequeñas cantidades, puede comenzar a filtrarse a través de la construcción con bastante facilidad. Aunque parezca poco, puede ir agrietando y debilitando el concreto, así como provocar que aparezca óxido en las vigas o varillas de acero. No digamos el yeso; en cuanto notes una mancha de humedad o daño en los acabados de tu techo o pared, asegúrate de revisarlo cuanto antes, porque podría ser un indicio de daño estructural.


Servicio semestral de plomería

Las tuberías y cañerías son una parte de tu casa que está en uso de forma constante. Cientos o miles de litros pueden pasar por tu instalación a diario, a presión, y una fuga puede darse en cualquier momento, ya sea por una falla en una llave del grifo, en una llave de paso o en las mismas tuberías. Y, como hablamos de agua, el daño que puede causar es el mismo que se describió antes, por lo que no puedes darte el lujo de ignorar esta situación. En cualquier momento que notes un aumento injustificado en tu consumo de agua, agenda una inspección para evitarte disgustos y problemas; lo mismo si notas que hay humedad o moho en tus paredes o techo.

En el caso de las tuberías de gas, te conviene también llamar a los expertos al menor indicio de fuga, tal como olor a gas, aumento injustificado en tu consumo o aparatos gasodomésticos que no funcionan correctamente.
Independientemente de estas señales, no está de más que al menos una o dos veces por año se hagan pruebas para detectar cualquier fuga, por mínima que sea.

Evita usar demasiado jabón al lavar los trastes, éste desgasta la tubería

Aire acondicionado y calefacción

Estos aparatos son más complejos de lo que muchos de nosotros imaginamos. Aún cuando “prendan” y “trabajen”, puede ser que no estén operando en condiciones óptimas. Por decir algo: un aire acondicionado con desperfectos puede parecer normal, pero consume más energía de la que debería, ocasionando un gasto innecesario. O, por el contrario, puede tener un consumo regular, pero tener una capacidad limitada.

En lugar de gastar un dineral reemplazando estos equipos, te conviene darles un uso correcto y cada seis meses llamar a un experto para que los revise y los ajuste, de ser necesario.

Tubería hierro galvanizado

Muebles y acabados

Por último, procede a revisar los detalles. Las puertas y ventanas deben cerrar y abrir completamente sin problema. Los cristales no deben tener grietas ni rupturas. En el caso de seguros y cerraduras, no deben de sentirse “flojos”, pero deben poder cerrarse y abrirse sin dificultad. Si notas que se atoran o que no cierran, es mejor reemplazarlos.
Los muebles de madera pueden tener manijas flojas; apretarlas con un desarmador es cosa sencilla. Sus puertas y cajones también deben de poderse abrir de forma fácil. A veces las correderas necesitan ajustarse o aceitarse.

En cuanto al acabado de tus paredes, si notas golpes o una zona cuarteada, puedes resanarlo sin necesidad de un experto, usando yeso o resanador (y, en algunos casos pequeños, hasta pasta de dientes). Si bien el daño en el acabado de un muro no es señal de peligro, sí le da una mala imagen a tu habitación. Además, si se agrava, puede dejar expuesta la parte central del muro, lo que puede generar inconvenientes a largo plazo.

Tubería hierro galvanizado

Recuerda enviarnos tus comentarios o dudas a [email protected]

Hasta la próxima, El abuelo Tecmaga